La langosta tiene sentido de la orientación

Fotos: 

Según especialistas de la Universidad de Carolina del Norte, en estados Unidos, la langosta, cuyo nombre científico es Panulirus argus, posee un sentido de la orientación aún desconocido en un invertebrado. Es un hecho cierto que numerosos animales, al migrar, muestran una asombrosa capacidad para encontrar su camino, para lo cual utilizan varios elementos, tales como el campo magnético terrestre y las señales visuales o químicas. Las abejas y las hormigas, por ejemplo, se orientan por los olores o la luz. Sin embargo, el arte de navegación de las langostas va más allá.

Panulirus argus, una langosta migratoria que vive cerca de las costas del Golfo de México y las Antillas, puede hallar su ruta a partir de un lugar nuevo aun cuando esté privada de todas las señales. Con el fin realizar su investigación, los biólogos organizaron extraños viajes para los crustáceos: los transportaron por camión hacia sitios desconocidos a 40 kilómetros a distancias, encerrados en contenedores, y para estar seguros de trastornar su sistema de orientación, hicieron marchar a los vehículos por caminos erráticos. Colocaron imanes en los costados de los contenedores con el objetivo  de perturbar los campos magnéticos. A pesar de todas estas manipulaciones, los animales retomaron la dirección de su zona de captura. Asombrados por esta capacidad de navegación, los científicos se interrogan sobre el mecanismo que permite a estos invertebrados orientarse con tal precisión. Parecen capaces de extraer informaciones sobre su posición a partir del campo magnético terrestre. ¿En qué forma? Eso está pendiente de determinar. (Tomado de Nature. Traducción: Teresa Cádiz)

Haga su comentario