El más veloz de los animales marinos

Por: 

Fotos: 

El pez vela alcanza una velocidad de 30 metros por segundo, o sea, unos 109 kilómetros por hora. Esta facultad le permitiría recorrer una piscina olímpica en menos de cuatro segundos. Tal hidrodinamia  la logra gracias a una aleta caudal muy poderosa y a la prolongación de su mandíbula superior.

Con sus tres metros de largo y sus cien kilogramos de peso, es uno de los animales más elegantes del océano. Frecuentemente se le suele confundir con el marlin y el pez espada, con los que tiene en común sus espectaculares saltos fuera del agua, pero pertenecen a familias diferentes.

Al pescarlo ofrece una gran resistencia ya que, por medio de fuertes carreras subacuáticas y espectaculares saltos, trata de librarse del anzuelo que le perfora la mandíbula. El pescador, orgulloso de su presa, debe mantener firme el sedal para impedir que la víctima escape a la suerte a que ha sido destinada, la de un vano trofeo y un modelo para fotografiar en el muelle. En los años 60 del siglo pasado se capturaban ejemplares con un peso promedio de 120 kilogramos. Hoy se considera una presa excelente la que llega a pesar 40 kilogramos, lo cual demuestra que actualmente se capturan juveniles y que la pesca indiscriminada no permite que los perseguidos peces vela lleguen a la adultez.

Haga su comentario