FLORA Y FAUNA

La “humilde” sardina y el calentamiento global

Las "humildes" sardinas tienen un importante papel contra el calentamiento global del planeta, ya que comen unas algas que emiten altas cantidades de gas metano, según un estudio del Instituto Pew publicado en la revista científica Ecology Letters.

La relación del pescado con respecto al calentamiento global del planeta nada tiene que ver con la de animales como las vacas o las ovejas, cuyas emisiones de metano contribuyen al efecto invernadero. Lejos de ello, las sardinas ayudan a mejorar la situación. O lo harían si no se hubieran pescado de más.

Esto es así porque una población  numerosa  de sardinas engulle el fitoplancton, los vegetales microscópicos que forman parte del plancton, o la flora acuática.

LA CATALUFA NO EN “lo alto” SINO EN ZONAS CERCANAS A LA ORILLA

 

Entre los · peces menos conocidos por su  pequeño tamaño y su poca  importancia industrial figura  la Catalufa    de   lo   Alto   (Pempheris  schomburgki) que, sin embargo, atrae inmediatamente la atención de los  buceadores  que  se  dedican  a  recorrer las cuevas y grietas rocosas que se forman . en algunos lugares de la costa. ·

Entrando y saliendo constantemente de ellas, aparecen cardúmenes de peces  de  tamaño  casi  igual  al  de  la  sardina  de  ley pero de un hermoso color cobrizo de reflejos metálicos, una banda negruzca en la base de la  aleta anal, que es muy larga, y el contorno abdominal marcadamente convexo; estos caracteres, unidos al desmesurado tamaño de los ojos, a su  dorsal  única y a la boca que tiene una posición casi vertical, · nos dice que no es uno mancha de sardinas lo que hemos  visto, sino  una  de  las llamadas  Catalufas a la  que, para diferenciarlos  de otras especies  parecidas y que tienen el mismo nombre común, se  le añade la denominación  "de  lo  alto".

Rodeado de mar

NO BASTA ESTAR RODEADO DE MAR PARA TENER PESCADO

 

Un estudio actualizado de mamíferos marinos, aves, reptiles y peces muestra que las poblaciones se han reducido, como promedio, a la mitad a nivel mundial en las últimas cuatro décadas, llegando algunas especies a disminuir un 75 por ciento.

Según Giuseppe Di Carlo, Director del Programa Marino Mediterráneo de WWF."El Mediterráneo es una de las zonas de pesca más antiguas del mundo y la gente se ha ganado la vida con esta actividad durante siglos. Está ahora en gran parte sobreexplotado, cada año se capturan alrededor de 1,5 millones de toneladas de peces, el 95% de los stocks están sobreexplotados y el 89% agotados, y la mayoría de las especies de tiburones están prácticamente extintas.

La investigación del informe de WWF destaca que el suministro de alimentos a escala mundial  pueden estar sufriendo los mayores descensos conocidos. De hecho, el estudio subraya la severa caída en las poblaciones de peces comerciales, como la dramática pérdida del 74 por ciento de la familia de peces para consumo que incluye atunes, caballas y bonitos.

"Estamos capturando peces de tal manera que podríamos quedarnos sin acceso a una fuente de alimento vital para el hombre y un motor económico esencial. La sobrepesca, la destrucción de los hábitats marinos y el cambio climático tienen consecuencias nefastas para toda la población humana.

El trabajo publicado el 15 septiembre 2015  bajo el título “COLAPSO DE LAS PESQUERÍAS Y LA MALA SALUD DEL OCÉANO AMENAZAN EL SUMINISTRO DE ALIMENTOS”, es mas que esclarecedor para reafirmar  de Giuseppe Di Carlo  “no es el mar que conocieron nuestros padres hace una generación”. Pedimos licencia al autor para agregar: “si seguimos sacando de los océanos más de lo que puede reproducirse en el medio de forma natural, tampoco será el mar que heredarán las próximas generaciones”.

Los que no se explican que países rodeados de mar presentan escaseces de pescado,  creemos  que puedan entender que la existencia del mar no significa que en él esté presente la cantidad de pescado para satisfacer las demandas de sus nacionales.

El pescado puede seguir siendo la única fuente de proteína animal capaz de alimentar a la población del planeta, pero se requiere una pesca más responsable y prestar más atención en el desarrollo de los cultivos acuáticos.

Tomado del sitio Web :(https://www.wwf.es/?36100/El-colapso-de-las-pesqueras-y-la-mala-salud-del-ocano-amenazan-el-suministro-de-alimentos)

 

Rana tortuga

No es bonita, pero sí interesante

La Myobatrachus gouldii, conocida comúnmente como rana tortuga por las similitudes que presenta con esta última especie, es un espécimen que habita en Australia occidental y está considerada como un fósil viviente.

Se trata de un anfibio de cuerpo redondeado que pone sus huevos en la arena, al igual que las tortugas, y mide unos 45 milímetros. Es el batracio de origen más antiguo de Oceanía, y su hábitat son los suelos arenosos de los que surge a la superficie tras las lluvias.

Pez arquero

¿Por qué el pez arquero siempre da en el blanco?

El pez arquero (Toxotes jaculatris), pequeña especie muy común en los manglares y ríos de los océanos Índico y Pacífico, del norte de Australia y Malasia, posee un don muy particular: es capaz de alcanzar a su presa (posada en una rama o en pleno vuelo) con un simple chorro de agua hasta dos metros de distancia. Es un desempeño notable en un pez de unos 15 centímetros.

Para lograrlo, aspira el agua y luego contrae violentamente sus opérculos y sus maxilares, lo que provoca la expulsión del agua por un pequeño orificio delante de su boca. Pero esto no es todo, y el resto no deja de asombrar a los científicos. 

El Toxotes jaculatris solo ataca si la trayectoria de su víctima la llevará a caer exactamente en un lugar donde podrá atraparla fácilmente. Es decir, este pecesito no caza para sus competidores. Esta capacidad picó la curiosidad de dos neurólogos de la universidad alemana Erlangen-Nürnberg,  quienes se interesaron en el modo en que el cerebro de los peces tomaba sus decisiones, y publicaron sus resultados en la revista Science.

Ambos investigadores decidieron utilizar presas móviles que imitaban a un insecto en vuelo, las colocaron sobre una pequeña plataforma a modo de acuario, y utilizaron un soplo de aire comprimido para impulsar a los insectos en la dirección deseada. Con el fin de complicar la tarea de los peces, varias veces dispusieron de más de una plataforma y cronometraron el tiempo de los animales objeto de estudio.

Cualesquiera que hubieran sido las dificultades, los Toxotes derribaron todos sus blancos en tiempos a veces tan cortos como 40 milisegundos. En algunas pruebas, los especialistas  proyectaron simultáneamente dos insectos desde la misma plataforma, pero en dos direcciones diferentes con el fin de ver si lograban provocar confusión. En lugar de esto, los peces sistemáticamente escogieron una de ambas presas, siempre la que caería más cerca de ellos, y lo consiguieron con la misma rapidez que si no hubiera habido distracción.

Según los neurólogos, este estudio demuestra que un comportamiento muy atinado puede resultar de sistemas muy simples. (Teresa Cádiz)

Foto 1: Con un cerebro minúsculo, el hermoso pez arquero oculta sus temibles armas bajo un bello ropaje.

Foto 2 : Pez arquero en acción.

Pirañas

Las enigmáticas pirañas

El agua de mar no es el hábitat en el cual viven las muy temidas pirañas, mencionadas a menudo, de modo exagerado casi siempre, en obras literarias y en ciertas películas, preferentemente de aventuras. Las pirañas son peces de agua dulce, que viven en los ríos de América del Sur, con excepción de Chile, y especialmente en la Amazonia, el Orinoco, las Guayanas, Colombia, Argentina, Bolivia, Ecuador, Perú, Paraguay y Uruguay. Pero aunque provienen de Sudamérica, han sido introducidas en otras áreas y hoy se hallan especies de este pez en todos los sistemas fluviales importantes del océano Atlántico, desde los 10º de latitud norte hasta los 35º de latitud sur.

Las pirañas conforman cinco géneros dentro de la subfamilia de los Serrasalminae, perteneciente a la familia Characidae. Serrasalminae quiere decir“familia de salmones serrados”, por la forma de su cola, que posee dientes de sierra. La mayoría de las especies de esta subfamilia son conocidas como pirañas y pacús, estos últimos conocidos también como “la piraña vegetariana”. Los tipos de pacú apenas se pueden diferenciar. Tienen los ojos saltones y el color y la longitud facilita distinguirlos. El pacú rojo alcanza los setenta centímetros y el color anaranjado de su abdomen le da su nombre.

Existe una amplia variedad de pirañas, entre ellas la del Orinoco, la roja, la gigante o piraña del río San Francisco, la verde, la violeta, la iridiscente, la tigre verde, la de cuello rojo, la del río Neverí, la negra, la rubí, la dorada y la cinco puntas. En Venezuela se les suele llamar caribes, en alusión a los miembros de un pueblo que en otros tiempos dominó parte de las Antillas y se extendió por el norte de América del Sur, y que practicaba la antropofagia.

Estos peces miden normalmente entre 15 y 25 centímetros de largo, pero se han encontrado ejemplares cuyo tamaño supera los 40. Las pirañas son popularmente conocidas por sus afilados dientes y por su insaciable necesidad de comer carne, aunque también puede ser omnívoras, es decir, alimentarse de toda clase de sustancias orgánicas. Su dentadura les permite desgarrar y masticar, y comer carne les facilita la buena conservación de sus piezas. Se calcula que los ancestros de las pirañas ya vivían hace cien millones de años.

Investigaciones realizadas en el lago Viana, que se forma durante la época de lluvias, cuando se desborda el río Pindare, afluente del Mearim, en el estado brasileño de Marañón, demuestran que ciertas especies de pirañas, en algunos momentos de su vida, comen vegetales, frutas y diversas plantas, por lo cual puede afirmarse que no son sólo carnívoras, sino que pueden ser herbívoras también.

Contrariamente a lo mostrado en numerosos filmes, las pirañas no suelen atacar a los humanos, y es poco probable que devoren a una persona o a una res en segundos. Un estudio de la universidad inglesa de Saint Andrew’s asegura que estos peces embisten para defenderse, nunca para devorar premeditadamente. Los escasos ataques registrados, se afirma, corresponden a los especímenes del género Pygocentrus o pirañas de vientre rojo. Las causas de tales comportamientos son el chapoteo o movimiento de una posible presa, la presencia de sangre en el agua y acciones de protección a la descendencia en temporada de cría. Los nativos de los ríos donde viven las pirañas suelen bañarse tranquilamente en las aguas frecuentadas por estos peces, de los cuales se alimentan cotidianamente las poblaciones de esos lugares. Pero si bien no son tan poderosas como se ha querido hacer creer, tampoco puede decirse que las pirañas son pacíficas, pues en realidad están aptas para morder por las razones enumeradas, experiencia que cualquier eventual víctima lamentará seriamente.

La voz piraña parece provenir del guaraní, en el cual pirá significa pez, y añá es un genio del mal. Otra versión sitúa su origen en el tupinambá, idioma afín al guaraní.

Y aunque algunos nativos decidan refrescarse en aguas frecuentadas por pirañas, tal práctica no parece recomendable. ¡Más vale precaver!

Tomado de la Revista 406

El cocodrilo cubano

Cocodrilo El nadador que convivió con dinosaurios

Aunque se plantea que son semiacuáticos, lo cierto es que se desenvuelven mucho mejor en el agua. Sus paseos por tierra son esporádicos, se arrastran sobre el estómago, mientras empujan con las patas. Si necesitan trasladarse a lugares distantes, despegan el cuerpo del suelo y lo único que arrastran es la cola. De todas formas —por muy rápido que quieran moverse— el límite de velocidad ronda los 17 kilómetros por hora.

Este depredador acuático, gracias a sus indiscutibles habilidades natatorias, suele ser muy efectivo en la captura de los animales que le sirven de alimento. Generalmente se halla en agua dulce, aunque también puede verse en estuarios salados y en ocasiones realiza incursiones en el medio marino.

Los dientes son muy filosos, aquellos que se caen o fracturan, son renovados. Los clava en la presa para sumergirla hasta ahogarla. Si es pequeña, la engulle completa. En caso de ser demasiado grande, su incapacidad de masticación lo obliga a sacudirla, con lo que al retorcerla va desgarrándola, y luego se traga los pedazos enteros. Su demoledora mordida lo sitúa entre los más temidos representantes del reino animal.

El cocodrilo cubano —que vive solo en Cuba— posee singularidades. Tiene el hocico relativamente corto y puede medir hasta tres metros y medio de longitud. La cinematografía ha ayudado a crearle una imagen amenazadora —en la que se hiperboliza su agresividad— donde se le presenta como un devorador de humanos por excelencia. En realidad el miedo debería tenerlo el cocodrilo hacia el hombre, quien lo caza indiscriminadamente en muchos países, debido a su piel, muy codiciada en la industria peletera, donde se utiliza para la confección de gran número de artículos. También es consumida la carne, mientras los dientes se emplean para fijar aromas en perfumería. Paralelamente, se comercializan las crías de cocodrilo y caimanes como mascotas.

Posee gran tamaño —además de tener una figura poco común en la naturaleza— donde se destaca la ancha y aplanada cabeza, de forma triangular, y de modo especial las impresionantes mandíbulas, portadoras de dientes muy agudos, el dorso del cuerpo cubierto de placas óseas, con escamas en la región abdominal y lateral. A ello se añade el desplazamiento lento y cauteloso como si se mantuviera en permanente estado de guerra. Esas características motivan un sentimiento de miedo en muchas personas, quienes lo ven como un animal feo. No obstante, lo invitamos a observar las imágenes que acompañan el presente trabajo, para que pueda comprobar que no es tan feo como lo pintan.

 

Delfín, ¿cuál es tu nombre?

Cuando los delfines se llaman entre sí se identifican gracias a un sello individual, una especie de nombre propio de cada uno, según muestra un estudio de estos cetáceos en estado salvaje. Es sabido que las ballenas y los pingüinos utilizan señales para mantener la cohesión de un grupo: en tales casos la misma señal es utilizada por varios individuos. Algunas especies de aves particularizan su canto para identificarse. Los seres humanos, por su parte, se nombran para distinguirse unos a otros. Los delfines adoptan una estrategia similar.

 

El más veloz de los animales marinos

El pez vela alcanza una velocidad de 30 metros por segundo, o sea, unos 109 kilómetros por hora. Esta facultad le permitiría recorrer una piscina olímpica en menos de cuatro segundos. Tal hidrodinamia  la logra gracias a una aleta caudal muy poderosa y a la prolongación de su mandíbula superior.

Con sus tres metros de largo y sus cien kilogramos de peso, es uno de los animales más elegantes del océano. Frecuentemente se le suele confundir con el marlin y el pez espada, con los que tiene en común sus espectaculares saltos fuera del agua, pero pertenecen a familias diferentes.

Emplean moderno sistema GPS

Especialistas franceses y suizos han observado el comportamiento de los grandes albatros en el océano austral. Pudieron estudiar a distancia sus menores movimientos, gracias a pequeños receptores colocados en el dorso de los animales.

¿ACASO SE SUICIDAN LAS BALLENAS?

Primero de enero de 1979 la pequeña playa de Mulegé, en el sur de la Baja California, presenta un aspecto dantesco. Exactamente 56 ballenas adultas han perecido sofocadas por su propio peso, y las autoridades locales ordenado rociarlas con petróleo para incinerarlas. La densa humareda oscura y el nauseabundo olor a carne quemada, sellan un nuevo e inexplicable evento de suicidio colectivo, considerado el tercero en importancia del que se tiene noticia en el mundo.

La mar de hipótesis

Nutrias contaminadas por... gatos

Un estudio realizado en la Universidad de California muestra que en el organismo de más de cien nutrias de mar encontradas muertas en la costa del Pacífico, se halló el Toxoplasma gondii, un parásito que los gatos domésticos eliminan en sus heces fecales.

Conservado en el estómago del pingüino

La sorprendente capacidad del pingüino real para conservar el alimento entero en su estómago, sin digerirlo, intrigó a biólogos del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Strasburgo, quienes aislaron una molécula segregada en este órgano, llamada esfeniscina –de ahí el nombre de la familia de estas aves marinas, Spheniscidae-, un péptido que parece neutralizar las bacterias del estómago y les impide degradar los alimentos.

Vigor de dinosaurio

La gran mayoría de los reptiles están obligados a detener su marcha para respirar. El aligator, sin embargo, puede hacer ambas cosas al mismo tiempo, una peculiaridad que compartía con sus parientes cercanos, los extintos dinosaurios, que eran animales muy activos. El secreto es el mismo en ambos casos: la existencia de un hueso pélvico que les permite oxigenarse mientras corren.

Sabios cubanos como Poey y Parra se interesaron en este curioso pez

Manjuarí: un tesoro de Cuba

Del manjuarí, el investigador portugués Don Antonio Parra diría que sus "escamas de piedra están colocadas en tal unión y armonía, que solo pueden ser obra del Soberano Autor de la Naturaleza". Esta descripción aparecería en el libro Descripción de diferentes piezas de Historia Natural, las más del ramo marítimo, que Parra publicó 1787 y es considerada la primera obra científica de Cuba. Pero los orígenes de este pez se remontan hacia mucho antes.

Para algunas especies, 20 millones de años son nada

Páginas

Subscribe to RSS - FLORA Y FAUNA