HISTORIA

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1979 LOS ULTIMOS DE LA SERIE TACSA 95 TFA PARA LA FLOTA OCEANICA

En 1979 se produce la entrega de los dos últimos buques que completaban las series de 26 TACSAs  95 TF y TFA.

Diferentes situaciones presentadas en los astilleros retrasaron las entregas. Dentro de estos casos se encontraba el RIO LOS PALACIOS, que había sido botado al agua en noviembre de 1976 y se recibió en los primeros meses de 1979.

Los últimos buques pesqueros adquiridos por la Flota Cubana de Pesca fueron:

BUQUE

ASTILLERO

CAPITAN

RIO LOS PALACIOS

ASCON Factoría Ríos

Miguel A. Ríos Llorente

RIO YATERAS

ASCON Factoría Meira

Eugenio Vega Miranda

 

 

 

 

 

Para  responder curiosidades de algunos lectores interesados en lo que podía capturar uno de estos barcos. Acudimos al capitán Lorenzo Dumas, que amablemente (escogiendo al azar entre sus incontables experiencias), recuerda la ocasión en que solo en 30 minutos, subió a bordo 40 toneladas de pescado; pero no se asombren estimados lectores, no se trata de record, el tipo de red pelágica por entonces utilizada, mantenía 600 metros de diámetro en su boca.

En próximas entregas hablaremos de los barcos camaroneros construidos en el exterior para la flota intermedia.

Archivo de la revista Mar y Pesca.

Colaboraciones de los capitanes:

Miguel A. Ríos Llorente

Lorenzo Dumas Vázquez

Luis E. Espinosa Dumas

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1978 LOS PRIMEROS BUQUES DE LA SERIE TACSA 95 TFA

En la serie TACSA 95 TFA, se incluyeron algunas diferencias en relación con la serie anterior. Entre estas diferencias se destaca un aumento de 400 HP  en la potencia de la máquina principal y un casco más reforzado, lo que permitiría realizar operaciones pesqueras en aguas más frías. Los buques recibidos en 1978 fueron:

BUQUE

ASTILLERO

CAPITAN

RIO MAYARÍ

Oceáno Artico

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1977 EL OCEANO ARTICO EL PRIMERO DE LA SEGUNDA SERIE DE TRANSPORTADORES JAPONESES

Hacia  algún tiempo que  los   astilleros Kanda Zozen Kawajiri Hiroshima en Japón habían entregado  el OCÉANO ATLANTICO y se envió a dicho pais una dotación  al mando de Miguel A. Batista para traer un segundo transportador refrigerado,  sin embargo durante las pruebas  efectuadas, este  buque no cumplió las expectativas y la tripulación regresó a Cuba .

En el mes de octubre de 1977  una dotacion al mando entre la que se encontraba el capitán Arnaldo Fonseca, el primer oficial Luis E. Espinosa Dumas y  el jefe de máquinas Felix Zenén Corzo Quezada, reciben, en los mismos astilleros,  al OCEANO ARTICO que  sería el primero de una serie  de cuatro que  aunque  aparentemente presentaban semenjanzas con el  OCEANO ATLANTICO, tenía sus diferencias.

A la salida  de los  astilleros  el buque navegó hasta el  puerto de  Najodka, en el mar de Japón donde recibiró combustible, desde  allí se dirigió a Tokio en busca de carga general  que trajo a Cuba.

Archivo de la revista Mar y Pesca

Colaboracion Capitán Luis E. Espinosa Dumas

Los Tacsa 95

Los TACSA 95 TF que salieron en 1977

 La Historia en imágenes

            1977

EL TERCER GRUPO DE  LA SERIE TACSA 95 TF

Por .M.Sc. Pedro E. Pérez  Bordón

Archivo de  la Revista Mar y Pesca. Colaboración  Capitán Luis E. Espinosa Dumas

La  Flota Cubana de Pesca recibió de los astilleros vigueses en 1977 los siguientes buques:

Buques
Astilleros
Capitán

Rio Hanabana
Ascón Factoria Meira
Leandro Reynaldo Casas

DE MELENA AL CAPITÁN AJURIA

Nació en La Habana Vieja, pero su asma llevó  a su madre a residir en  el poblado costero  de Cojímar al este de La Habana, pues el médico le recomendaba al niño baños de mar y respirar aire puro  y este pueblo de pescadores resultaba la mejor opción.

De niño se entretenía pescando desde la orilla, y cuando le prestaban algún bote  aprendió a remar y en ocasiones  se ganaba unos centavos trasladando  hacia y desde  el Farito (en el centro de la bahía cojimera), a bañistas, pescadores y alguna que otra vez, cuando llegaba la noche, sus pasajeros eran parejas de enamorados que iban a romancear  al lugar. Le pagaban cinco o diez centavos. Había ocasiones en que  cobraba por botar al mar alguna  “limpieza espiritual”  y además del dinero, regresaba a casa con algunos de los animales que los religiosos habían ofrendado a sus santos. Como dejó crecer sus cabellos lo bautizaron con el mote de Melena.

A los 13 años, inicia las pesquerías en un pequeño barco donde su amigo Enrique, le enseñó cuándo y dónde pescar, las corridas de los peces y la dirección del viento etc.

Al crearse en 1959 la Base de Pesca de Cojímar, con infinito orgullo recibió el carnet de pescador profesional  y  se enroló  en la goleta de “El Astillero”, que pescaba chernas en las aguas de la Florida. A bordo de esta embarcación vivió su primera experiencia de pasar un ciclón en alta mar.

En 1960 al regreso de uno de aquellos viajes, le informaron que formaba parte de los cuatro compañeros seleccionados por la Base, para ingresar en la Escuela Nacional de Pescadores de Cayo Loco en Cienfuegos, para formarse como Patrón de Pesca de Primera.

No le gustaba estudiar, pero su pasión por el mar lo llevó a encontrar interesantes aquellas asignaturas de mucha utilidad como marino y como pescador. En lugar de vencer materias, se dedicó a aprender todo aquello que más tarde le permitió navegar en como oficial y capitán en muchos barcos de la Flota Cubana de Pesca. El Joven Melena comenzaba a convertirse en Ajuria.

Siendo trabajador de la flota lo envían a la Escuela Superior de Pesca Andrés González Lines para formarse como Piloto de Altura. La formación allí recibida, le permitió simultanear con sus presentaciones  a exámenes   en la Academia Naval del Mariel, para obtener también igual titulación para la marina mercante. Lo aprendido en las escuelas de pesca y las singladuras acumuladas durante las campañas pesqueras, le permitieron obtener sin contratiempo alguno, los títulos de Piloto de Altura en 1968, de Primer Oficial de Cubierta en 1971 y tres años más tarde el de Capitán de la Marina Mercante.   

Siendo capitán de  palangreros, es seleccionado para participar  en la construcción y traer a Cuba unos barcos cerqueros  que se estaban construyendo en Perú. Al final este negocio se desestimó y viaja a los astilleros japoneses de Niigata, para participar en la inspección constructiva del buque tanque  Las Guásimas, encargado de abastecer de combustible a los barcos que realizaban largas campañas en distantes zonas  de pesca. En 1976 llega a Cuba como capitán de este barco en el que se mantuvo durante algunos años, más tarde lo vimos como capitán de otras embarcaciones como el Océano Pacífico, Océano Índico, Océano Atlántico, Golfo de Guanacahabibes, Golfo de México…

Con una vida entera dedicada al mar y un agradecimiento eterno al proceso revolucionario que permitió que un joven de extracción muy humilde, se convirtiera en uno de aquellos capitanes de los grandes y modernos buques cubanos, hoy Ajuria con más de ocho décadas de vida, no ha renunciado a su estirpe de marino. Para los cojimeros seguirá siendo Melena, Alberto, o el Capi, para los que tuvimos el placer de conocerle el querido capitán Ajuria, un hombre envuelto en infinidades de anécdotas.

                                                   

    

 

Las Guasimas

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1976 EL BUQUE TANQUE LAS GUASIMAS

En 1976 los Astilleros Nigata Engineering Co. Ltd de Japón entregaron a Cuba LAS GUASIMAS, un buque tanque con todos los adelantos de la tecnologia de entonces. Sus mangueras estaban dotadas con mecanismos de auto tensión, que permitían abastecer al mismo tiempo a dos buques en plena navegación, aún en los casos de condiciones hidrometeorológicas adversas.

De los astilleros LAS GUASIMAS se dirigió a el puerto de Najodka , una de las bahías interiores del golfo de Pedro el Grande en el mar de Japón, en la costa del Pacífico. En este lugar llenaría sus tanques con 5400 toneladas de combustible Diesel. Con sus tanques llenos días despues bordeando toda la costa americana de norte a sur , llegó al puerto peruano de Chimbote, donde abasteceria a varios barcos de la Flota Cubana de Pesca que operaban en aquellas aguas.

Entre la primera tripulación de este buque se encontraban entros otros, el capitán Alberto López Ajuria , Pedro M. Ramirez Perdomo como primer oficial y el jefe de máquinas Reynaldo Cardona Hernández .

Archivo de la revista Mar y Pesca.
Colaboraciones de los capitanes:
Luis López Ajuria
Pedro M. Ramirez Perdomo
Luis E. Espinosa Dumas 

 

 

Rio almendares

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1975 RIO AGABAMA, RIO ALMENDARES Y RIO ARIMAO TRES MÁS DE LA SERIE TACSA 95 TF

El año 1975 cierra con seis buques de la serie TACSA 95 TF, pues a los tres citados en el trabajo anterior se le agregaron RIO AGABAMA, RIO ALMENDARES Y RIO ARIMAO, salidos de la Factoría Meira de los Astilleros de Construcción de Vigo.

Las tripulaciones que recibieron estos barcos estuvieron al mando de  los capitanes Jorge Soto Reyna, Tomás Torres Rojas y Néstor Gómez, respectivamente.

Para los lectores que desde el exterior han planteado algunas inquietudes en el orden de salida de de los buques, diremos que aunque en los contratos aparecían en un orden, en la práctica situaciones diversas atrasaron o adelantaron las entregas por parte de los astilleros. Lo dicho se traduce en que el número que en color blanco sobre un rectángulo negro , que exhibían cada uno de estos barcos en sus costados, se refiere al orden en que fueron concebidos en los contratos y no necesariamente al orden en que fueron recibidos por Cuba.

Rio Damuji

La Historia en Imágenes 1975 RIO DAMUJI EL PRIMERO DE LA SERIE TACSA 95 TF

Cuando fue firmado un contrato con los Astilleros de Construcción (ASCON) e Hijos de J. Barrreras (HB), ambos en Vigo España, para la construcción de 21 superarrastreros de la serie TACSA ) 95 TF , la noticia causó gran revuelo para muchos medios de prensa. Cuba , que desde hacía años había alcanzado mayoria de edad en las pesquerías del alto daba sus primeros pasos para su entrada en la lista de las primeras flotas océanicas del mundo .

El primero de estos grandes buques arrastreros fue el RIO DAMUJI construído en la Factoría de Meira de ASCON y entró a La Habana el 20 mde mayo a las 7.45 am . La salida del primer barco de dicha serie, significaba
Que Cuba comenzaba a operar una flota de embarcaciones con las mejores condiciones de vida y de trabajo, así como con la mas moderna técnología de entonces.

En 1975 tambien saldrían el RIO JOBABO y el RIO LAS CASAS, el primero al mando del capitán Humberto Vasquez y el segundo con un capitán sovietico y como primer oficial Leandro González Rojas .

Esta nueva serie de buques podían capturar cada día cientos de toneladas que con con sus lineas de proceso garantizaban no menos de seis diferentes tipos de producciones terminadas a la vez. Sus zonas de operaciones serían :

Océano Atlantico centro y sur frente a las costas del Africa occidental.
Océano Atlantico norte frente a las costas canadienses.
Océano Atlantico Sur frente a las costas uruguayas.
Océano Pacífico frente a las costas peruanas
Océano Pacífico frente a las costas chilenas

 

Archivo de la revista Mar y Pesca.

Colaboracion Capitán Luis E. Espinosa Dumas

Primer barco cerquero

1971 EL JAGUA PRIMER BARCO CERQUERO CUBANO

Archivo de la revista Mar y Pesca.
Colaboraciones Federico Crespo y Capitán Luis E. Dumas

Comenzaba el año 1971 cuando los Astilleros Reunidos del Nervión en Bilbao entregaban a Cuba el JAGUA, primer barco cerquero que tendría la Flota Cubana de Pesca para la pesca de túnidos. Este buque tuvo a Sandalio López como su primer capitán.

El JAGUA significó para el país incursionar en una novedosa técnica de pesca, consistente en localizar grandes cardúmenes de túnidos que eran cercados con una gran red y el apoyo de una poderosa embarcación auxiliar y después se subía bordo todo lo capturado. Este arte de pesca que constituía un adelanto en relación a las pesquerías con palangres largos y además era capaz de aumentar considerablemente las capturas con menor esfuerzo pesquero.

Las pesquerías del JAGUA demostraron la factibilidad de invertir en otros barcos con esta técnica de pesca y a finales 1972 e inicios de 1973, se firmó un contrato con astilleros peruanos para la construcción de una serie de que en total sumarian 16. Sin embargo, cuando el CUBANACAN, primer buque de la serie se encontraba terminado, otros dos en pruebas y dos más botados al agua, dichos astilleros cambiaron las condiciones inicialmente pactadas y el negocio se desestimó.

LA HISTORIA EN IMÁGENES

1969 /1970
SERIE ACSA-67 GOLFO DE TONKIN Y GOLFO DE MEJICO

Dentro de las grandes inversiones para la compra de buques, los Astilleros de Construcción de Vigo (ASCON) botaron al agua los barcos Mar del Plata (que completaba la serie TASBA 96) y el Golfo de Tonkín, el primero de la serie ACSA-67 para la Flota Cubana de Pesca.

El Mar del Plata tuvo como su primer capitán a Orlando Calza Roque, mientras que al mando del Golfo de Tonkin.  Salió como capitán Luis Domínguez Benítez y como primer oficial Troadio Morales Alfonso.

Mientras lo anterior ocurría la serie ACSA-67 se completaba con otro barco también construido en los citados Astilleros por encargo de otra compañía que lo operó por cierto tiempo y después lo vendió a la Flota.  Lo conocimos Golfo de Méjico.

La adquisición del Golfo de Méjico llevó previamente la realización de algunas pruebas con una tripulación española. En estas pruebas participó como representante de la Flota, el capitán Orlando Calza Roque. La primera tripulación de compatriotas lo aborda en el puerto de Santa Cruz de Tenerife en Islas Canarias para realizar su primera campaña. Entre la primera tripulación se encontraban José Delgado Alfonso, Alfredo Domínguez Díaz y Osmel González como capitán, primer oficial y segundo maquinista respectivamente.

Imágenes: Golfo de Méjico en pruebas de mar, botadura del Mar del Plata y del Golfo de Tonkín, primera descarga del Golfo de Méjico y el capitán José Delgado Alfonso

Archivo de la revista Mar y Pesca.
Colaboraciones de los capitanes
Luis E. Espinosa Dumas
José Delgado Alfonso

 

Océano Antártico

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1969 EL TRANSPORTADOR REFRIGERADO OCÉANO ANTÁRTICO

En el último cuatrimestre de 1969 la Flota Cubana de Pesca adquirió el OCÉANO ANTÁRTICO. Era su tercer buque transportador refrigerado, que, aunque con algunos años de explotación y carente de las atractivas líneas y condiciones de vida y trabajo que tenían los buques Océano Indico y el Océano Pacífico, que le antecedieron, fue también una pieza clave para que las capturas pesqueras cubanas al cierre de 1970, superaran 8 veces las cantidades registradas en 1958.

Cuando atrás quedaba su viejo nombre de VIUDA con el cual navegó bajo bandera sueca, el ANTARTICO como simplemente le decíamos, era uno de los tres barcos que salían de La Habana hacia Las Palmas de Gran Canaria, para dejar carga refrigerada exportada desde Cuba en ese puerto subir a bordo las vituallas requeridas para abastecer los barcos de la Flota que pescaban en las costas occidentales africanas. Ya en la zona de pesca, en la misma medida que las provisiones salían de sus bodegas, estas, se iban llenando con la pesca que acopiaban de los barcos pesqueros que después traían para Cuba.

El OCÉANO ANTÁRTICO había sido construido en los Astilleros de Helsingort Alemania en 1949 y bajo bandera cubana tuvo como su primer capitán a Dionisio Hernández Soriano, asesorado por el colega Pedro Elejorlte Valparda de Bilbao España.

Archivo de la revista Mar y Pesca.

Colaboración capitán Luis E. Espinosa Dumas

         

 

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1969 LOS TRANSPORTADORES REFRIGERADOS OCÉANO INDICO Y OCÉANO PACIFICO

A finales de los años 60 del pasado siglo los países que operaban las grandes flotas pesqueras en el mundo demostraron lo eficiente y eficaz que resultaba el uso de buques transportadores refrigerados para en los viajes de ida a las zonas de pesca garantizar toda la logística que requerían dichas flotas y al regreso las capturas acopiadas. Este tipo de operación permitía mayor aprovechamiento de los días efectivos de pesca y reducción de los costos que se generarían si cada uno de los pesqueros, iba por su cuenta a puerto para abastecerse y descargar.

El año 1969 marcó un singular momento en la mayoría de edad en el desarrollo de la flota. Prácticamente a finales de ese año aparecen en el puerto de la Spezia en Italia dos transportadores refrigerados, que habían sido construidos por los Astilleros de Carrara, por encargo de un naviero que los había concebido para otros propósitos, pero determinadas razones lo llevaron a ponerlos en venta. Como se trataba de buenos buques para dedicarlos en el apoyo de las operaciones pesqueras. Estos buques, el Océano Indico y el Océano Pacífico, fueron los dos primeros transportadores refrigerados de la Flota Cubana der Pesca y tuvieron como primeros capitanes y por varios años a Isidro Izquierdo Vargas y Miguel Ángel Batista González respectivamente.

Por un tiempo los transportadores se utilizaron para llevar y traer hacia y desde zonas de pesca los relevos de las dotaciones de los barcos pesqueros, pero al final predominó la práctica de utilizar la vía aérea para lograr dicho objetivo. Entre las razones tenidas en cuenta estaban la de poder aprovechar las grandes bodegas refrigeradas para exportar algunas cargas desde Cuba para otros países y al regreso de tales viajes, las ya citadas operaciones de apoyo a las pesquerías. También propició el uso de la vía aérea para transportar al personal el hecho de que la flota fue capaz de completar sus plantillas y programar que relevos completos de barcos, aprovechando los momentos en que los buques iban a puerto a realizar mantenimientos y reparaciones emergentes o programadas. Estas reparaciones o mantenimientos por lo general se hacían en puertos extranjeros, por sus cercanías a las zonas de pesca o para garantizar los aseguramientos requeridos de una forma más expedita y rápida, pues por lo regular se realizaban en los mismos países y astilleros que construyeron cada barco. Prácticamente todas las reparaciones se realizaban en el exterior.

Archivo de la revista Mar y Pesca.

Colaboración capitán Luis E. Espinosa Dumas

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1969-1971 EL PLAYA GIRON, EL PRIMERO DE LOS ATLANTIS

Archivo de la revista Mar y Pesca.

Colaboración capitán Luis E. Espinosa Dumas

En  febrero de 1969  con dotación soviética, atraca en el puerto habanero el PLAYA GIRON, el primero de una serie de cinco arrastreros por popa denominada Atlantis.

Los cinco buques de la serie Atlantis fueron construidos en los Astilleros de Stralsund Alemania. Después del PLAYA GIRÖN le siguió ese mismo año PLAYA COLORADA, mientras que en 1971 fueron adquiridos por Cuba  el PLAYITAS, el PLAYA DUABA y el PLAYA VARADERO, completando dicha serie .

Recibidos estos buques a bordo quedaron principalmente jefes de máquinas, electromecánicos, mecánicos de refrigeración, tecnólogos de pesca y maestros de redes soviéticos, que se encargarían de entrenar a las primeras tripulaciones de nacionales, encabezadas en cada caso por un Primer Oficial  que   fueron respectivamente:

  • Jesús Bampín Dacosta
  • Nestor Gómez
  • René López Hidalgo
  • José González Hernández
  • Felix Casimiro Gorgoso Fiallo.

Años más tarde en una incursión del cantautor Silvio Rodríguez por la zona de pesca del Atlántico Suroccidental, mientras se encontraba a bordo del PLAYA GIRON surgió la canción que lleva la siguiente letra.

Compañeros poetas,

Tomando en cuenta los últimos sucesos

En la poesía, quisiera preguntar

Me urge

¿Qué tipo de adjetivos se deben usar

¿Para hacer el poema de un barco?

Sin que se haga sentimental, fuera de la vanguardia

O evidente panfleto

¿Si debo usar palabras como

Flota cubana de pesca y

Playa Girón?

Compañeros de música

Tomando en cuenta esas politonales

Y audaces canciones, quisiera preguntar

Me urge

¿Qué tipo de armonía se debe usar

Para hacer la canción de este barco

Con hombres de poca niñez, hombres y solamente

Hombres sobre cubierta

Hombres negros y rojos y azules

¿Los hombres que pueblan el Playa Girón?

Compañeros de historia,

Tomando en cuenta lo implacable

Que debe ser la verdad, quisiera preguntar

Me urge tanto,

¿Qué debiera decir, qué fronteras debo respetar?

Si alguien roba comida

Y después da la vida, ¿qué hacer?

¿Hasta dónde debemos practicar las verdades?

¿Hasta donde sabemos?

Que escriban, pues, la historia, su historia

Los hombres del Playa Girón

arrastrero

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1968 EL ARRASTRERO ISLA DE LA JUVENTUD

Había sido construido por encargo de un armador, pero al presentar problemas de estabilidad no fue aceptado y quedó durante algún tiempo en un muelle de la Sociedad Española de Construcción Naval de Bilbao en Portugalete España.

Las condiciones del navío ofertado por el astillero y el compromiso de este en subsanar los problemas presentados, lo hicieron atractivo para ser utilizado como un buen arrastrero más para la Flota Cubana de Pesca. Aceptado el negocio el 5 de noviembre de 1967, un grupo 14 jóvenes cubanos viajaron a España para en conjunto con el capitán soviético Yury Staney, inspeccionar y recibir aquel arrastrero atípico que se conoció como Isla de la Juventud.

Una vez debidamente alistado el buque salió de Portugalete para recoger carga en Santurce y en Bilbao, y por último llegó al puerto de Las Palmas de Gran Canaria, para abastecerse de agua, vituallas y combustible, después emprendería su viaje a Cuba y a las 3 de la tarde del 17 de enero de 1968 hacia su entrada al puerto habanero.

En este buque el que en esta fecha, sería el mayor buque pesquero cubano, formaba parte de su primera dotación, entre otros Luis Domínguez Benítez, Ismael Brioso Sacristán y Roberto Martínez de Armas como capitán, segundo oficial y contramaestre respectivamente. A partir de su llegada a Cuba comenzó el normal ajetreo para salir a su primera campaña en el Golfo de Méjico a finales de ese mismo mes.

SRT-M

LA HISTORIA EN IMÁGENES 1967 LOS CINCO ARRASTREROS POR LA BANDA SRT-M

A las 11 am del día 9 de agosto de 1967 entran por la rada habanera los dos primeros barcos de una serie de cinco construidos para Cuba en los Astilleros de Kiev en la entonces URSS.

El JÚCARO y PUERTO ESPERANZA eran arrastreros por la banda de la serie SRT-M, que aunque con cierta semejanza a los SRT-R, que habían llegado a Cuba años antes, superaban a estos últimos con  mejoras en cuanto a equipamiento, condiciones de trabajo y vida a bordo.

Cinco meses más tarde, el  13 de  enero de 1968 , lo nublado del día no impidió que los habaneros vieran que la serie se  completaba con las entradas de los barcos ARROYOS DE MANTUA, BAHÍA HONDA y MORÓN.

Todos los SRT-M fueron traídos a Cuba por dotaciones soviéticas, que más tarde se redujeron notablemente  para dar cabida a técnicos y obreros calificados cubanos, que se adiestrarían en la operación de estos barcos, asesorados por capitanes, primeros oficiales, jefes de máquinas, electromecánicos, mecánicos de refrigeración, tecnólogos de pesca y maestros de redes de la URSS.

Archivo de la revista Mar y Pesca.

Colaboración capitán Luis E. Espinosa Dumas

Páginas

Subscribe to RSS - HISTORIA