CIENCIA Y TÉCNICA

Esquimales guiados por satélite sobre la banquisa

Los inuits de Canadá (más comúnmente conocidos como esquimales) se aventuran desde ahora con mayor seguridad en su inhóspito territorio, gracias al empleo de  satélites que les transmiten mapas con indicaciones del espesor de la banquisa y el desplazamiento de los hielos en las aguas polares. Según sus propias declaraciones, los mapas son fáciles de interpretar y muy útiles. Las condiciones de los hielos pueden cambiar muy rápidamente y estas cartas les ofrecen informaciones acerca de los sitios más estables. 

Perlas de mercurio en el agua de mar

En la Bahía de Plenty, en Nueva Zelanda, a 200 metros de profundidad, un grupo de científicos de la Universidad de Kiel y del Geological Vurvey de Canadá descubrieron la primera fuente cálida submarina productora de mercurio.

Esta investigación promete grandes avances en el campo de las prótesis.

Peces y robots

El Museo de Ciencias de Londres, en Gran Bretaña, expone el resultado de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad North Western de Chicago, Estados Unidos, en el cual enlaza el cerebro de un pez a un robot. Esta investigación sorprendente demuestra cómo el cerebro de los animales y de las personas controla el movimiento de los miembros, lo que posibilita avances significativos en la concepción de las prótesis.

Depuradores de moluscos en Galicia

Los moluscos bivalvos son animales que se alimentan, por filtración, de fitoplancton y partículas de materia orgánica en suspensión en las aguas del mar. A través de su cavidad paleal hacen circular cierta cantidad de agua que les aporta el oxígeno disuelto necesario para la respiración, fitoplancton y materia orgánica particulada.

Una farmacia en el océano

Después de estar muy presentes en la alimentación, en los suplementos vitamínicos y hasta en los productos de belleza, los recursos marinos son cada día de mayor interés también para la industria farmacéutica.  Los océanos, que cubren las tres cuartas partes de la superficie planetaria, albergan más del 70 por ciento de las formas de vida sobre la Tierra, y constituyen un reservorio único de sustancias con propiedades inexploradas. Más aún que los innumerables tesoros del bosque tropical, según los estimados.

¿Cuál es la influencia respectiva de la Luna?

Las mareas son causadas por la atracción gravitacional de la Luna y del Sol sobre el agua de los océanos. Aun cuando el Sol es enormemente más grande que la Luna, la influencia del astro rey es un  más débil debido a su lejanía de la Tierra. La atracción de la Luna provoca dos ligeras protuberancias a cada lado del planeta, una apunta hacia nuestro satélite y la otra en dirección contraria.

El arma secreta del cocodrilo

A pesar de su gruesa piel, el cocodrilo es un animal de gran sensibilidad, dotado de diminutas bolsas situadas a todo lo largo de sus poderosas mandíbulas, que les permiten sentir las más pequeñas ondulaciones del agua cuando están al acecho, con el cuerpo medio sumergido.

La langosta tiene sentido de la orientación

Según especialistas de la Universidad de Carolina del Norte, en estados Unidos, la langosta, cuyo nombre científico es Panulirus argus, posee un sentido de la orientación aún desconocido en un invertebrado. Es un hecho cierto que numerosos animales, al migrar, muestran una asombrosa capacidad para encontrar su camino, para lo cual utilizan varios elementos, tales como el campo magnético terrestre y las señales visuales o químicas. Las abejas y las hormigas, por ejemplo, se orientan por los olores o la luz. Sin embargo, el arte de navegación de las langostas va más allá.

Volcanes submarinos

Los volcanes submarinos y el metano

La especialista en microbiología acuática del Instituto Max Planck de Bremen (Alemania), Antje Boetius, alertó sobre la repercusión de los volcanes submarinos y el metano sobre el efecto invernadero causante del calentamiento global del Planeta.

El piojo de la ballena revela sus secretos

Científicos norteamericanos han puesto sus ojos en unos parásitos llamados entre los pescadores los “piojos” de la ballena. Se trata de pequeños crustáceos que viven en la gruesa piel de los cachalotes francas, sin que les perjudiquen.

Páginas

Subscribe to RSS - CIENCIA Y TÉCNICA