Por: Reynaldo García Castellanos

Después de varios años de guerra contra España, México logra su independencia, pero como los hispanos aún poseían importantes colonias en el Caribe, como Puerto Rico y Cuba, las autoridades de la joven nación azteca temían que estas sirvieran a la metrópolicomo base para propiciar algún intento de reconquista a su país. Por esto el gobierno mexicano inició un proyecto para expulsar a los españoles de Cuba y comenzó a crear una flota para tal empeño, sus expectativas no eran otras que las de ganar batallas, aun cuando no contaran con los recursos necesarios para ello.

La escuadra compuesta por los bergantines, Hermon, Bravo y General Vicente Guerrero al mando del comodoro estadounidense David Henry Porter, tenía como objetivo hostigar las líneas enemigas de información en la región y conocer las intenciones ibéricas. El 7 de febrero de 1828 la armada parte de Veracruz y comienza el patrullaje en las aguas cubanas, al tiempo que agrede barcos españoles, hace prisioneros y dispersa convoyes, tarea de la que se encargan, fundamentalmente, el Hermony el Bravo. Mientras que lo anterior sucedía, el Guerrero continúo viaje y, el día 9, cuando se comenzaba a vislumbrar las costas cubanas el grito de ¡buques a la vista! por parte del vigía, interrumpió las faenas habituales. Era un grupo depequeñas embarcaciones que navegaban rumbo a La Habana escoltadas por los buques de guerra Marte y Ameliade la armada española.

Mientras, las maniobras del Guerrero son percibidas en tierra y desde la torre Martello, un enorme pilar cilíndrico de mampostería cuya construcción había sido diseñada para instalar en lo alto dos largos cañones, inicia los disparos contra el barco mexicano.

Con el fin de librar la batalla, las piezas de artillería del barco se destinaron a responder al ataque de los cañones de la torre, a este fuego cruzado se suman los artilleros de los buques españoles, que logran perforar el velamen del bergantín mexicano lo que, aunque no produjo graves daños, lo lleva a colisionar contra una roca sumergida, situación de la cual logra salir sin daños y se reincorpora nuevamente al combate contra la torre y el convoy, mientras continúa reparando su arboladura.

Después de algunas horas de combates, aunque el velero azteca era un blanco muy difícil por su tamaño, velocidad y maniobrabilidad, resulta muy averiado, pero aun así logró que la goleta Amelia y el bergantín Martede la flotilla española entraran, seriamente dañados, a la pequeña Bahía de Banes en las cercanías del Mariel; otras embarcaciones del convoy continuaron su travesía hacia La Habana.

Regocijado con el castigo que sus artilleros habían dado a los enemigos, el comandante Porter decide fondear y es sorprendido por la fragata Lealtad que venía desde La Habana y se incorporaba a la batalla. Aunque trató de evitarla disparándole no pudo causarle daño alguno, sin embargo, durante la madrugada del día 11, la artillería de la fragata comenzó a hacer grandes daños a la nave mexicana: su casco sufrió numerosas perforaciones, la cubierta fue barrida por los proyectiles y ocasionó una gran cantidad de muertos y heridos.

Convencido, David Henry Porter, de que no podía resistir el intenso cañoneo por mucho más tiempo, el comandante convocó a sus oficiales en consejo, y acordaron arriar la bandera en señal de rendición como era costumbre. No obstante, la humareda de la batalla impidió que lafragata Lealtad se percatara de tal rendición y se aproximóal General Guerrero, alcanzó con un disparo de cañón al comandante Porter, dejando su cuerpo sobre la cubierta. Aunque el segundo al mando, David Dixon trató de socorrerlo ya estaba sin vida. Su gloriosa muerte lo había librado de la inmensa vergüenza de rendir su nave al enemigo.

Conducido por la fragata Lealtad, la embarcación entra a La Habana donde es reparada para después incorporarse a la escuadra española en Cuba, con el nombre de Cautivo, quizás los españoles quisieron con el nuevo nombre vanagloriarse de la victoria y restar importancia a la posición mantenida por el valiente bergantín mexicano y su tripulación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.