Triángulos Misterios

Por: Daniel D. Solano Bacallao

En varias regiones de nuestro planeta, existen áreas en las que buques y aviones se esfumaron sin dejar rastro o emitir señal alguna. Las causas hacen surgir múltiples suposiciones. Una de ellas es la presunta existencia de triángulos misteriosos en varias zonas del mundo.

El más conocido

El Triángulo de las Bermudas es el más popular de todos. Se localiza en el área que une las islas Bermudas, la península de la Florida y Puerto Rico, aunque no se precisan bien sus límites, pues para algunas fuentes abarca parte del Golfo de México, Cuba y el mar Caribe, y otras incluyen sitios antes temidos como el Mar de los Sargazos, el cabo Hatteras y la Corriente del Golfo.

Hipotéticas sedes de la Atlántida, como la isla de Bimini en las Bahamas, o la región submarina del noroccidente de Cuba, llamada por algunos la “Atlántida de Guanahacabibes” por su semejanza con una ciudad sumergida, se ubican también en él.

 En todos los mares

En casi todos los mares del planeta se describen “zonas de terror” semejantes al mencionado anteriormente. Uno de ellos es el llamado Triángulo del Dragón. Las fuentes que lo citan no lo sitúan en una locación exacta; para unas, estáentre Hong Kong, Filipinas y Taiwán; para otras, entre Japón, Guam y Filipinas; y una tercera, al este de Japón, en la franja marina que separa la Honshu de la isla Marcus.

El Triángulo del Diablo, o de las Baleares, en el mar Mediterráneo, ocupa el área entre las islas Sicilia, Menorca-Mallorca y Argelia. En este casolo más llamativo ha sido la serie de catástrofessufridas por submarinos, como los franceses Sybile(1952), Eurídice (1970) y Minerve(1968).

Un lugar de usuales desapariciones es el llamado Cuadro de San Lorenzo en el ártico canadiense, donde “millares de naves han esfumado con sus tripulantes”, según un reporte de la agencia AFP a propósito del hundimiento del ArticExplorer, en 1981.

La región norteña de los Grandes Lagos resalta como sitio de alto peligro a juzgar por las escalofriantes estadísticas. De acuerdo con el historiador marítimo Frederick Stonehouse, más de 30 mil personas han perdido la vida allí. Se estima que han sucedido, desde 1679, entre 6 mil y 10 mil naufragios.

De los EE.UU. proceden la mayoría de quienes les dieron nombre. Linda S. Godfrey en su libro Weird Michigan (2006), aseguró la existencia de un triángulo paranormal en la parte central de ese lago. Este comprendería los vértices situados en Ludington, BentonHarbour (Michigan) y Manitowoe (Wisconsin).

Joseph A. Citro denominó Triángulo de Benningtona una superficie del suroeste de Vermont, donde gran número de personas se perdieron en el período de 1920 a 1950. Este tiene contacto con el de Brigewater, en el vecino estado de Massachusetts y abarca los alrededores de la montaña Glastenbury.

El Triángulo de Brigewater cubre unos 520 km2 al sureste de Massachusetts. Durante siglos se le ha considerado una región donde suceden los más extraños e inexplicables fenómenos. Loren Colean le dio este calificativo en su libro MisteriousAmerica(2007).

El Triángulo de Bass Strait está situado en Australia, entre las costas de Victoria y la isla de Tasmania. Comprende el área del estrecho homónimo que posee unos 300 km de ancho, 200 kmde norte a sur y un promedio de 30 m de profundidad.Su denominación surgió en 1978, tras elextravío de un pequeño avión Cessna.

El Triángulo de Romblón está posicionado en aguas del centro del archipiélago filipino. Alcanza las cercanías de la provincia del mismo nombre e incluye las islas Dos Hermanas (Isabel y Carlota) y la isla Sibuyan. Se le atribuyen desastres misteriosos.

Además de los mencionados, algunos escritores señalan al vértice Marysburg, al este del lago Ontario, como otro posible lugar fatal, al igual que el mar de Formosa o Taiwán.

¿Qué sucede?

La indefinición en los límites de estos triángulos es una evidencia simple de la ligereza con que se concibe su existencia a partir de figuras geométricas. La tierra no tiene espacios de perfectageometría donde sus leyes se apliquen con igual rigidez.

Las principales causas de las pérdidas de naves en estos lugares son meteorológicas, a las que se suma la acción de huracanes, olas gigantes, piratería, mafia marítima, desastres ingenieros, entre otras, por las cuales incontables barcos pueden haber desaparecido sin tiempo de emitir una señal de auxilio.

En el caso de las Bermudas, por citar un ejemplo, anualmente millones de pasajeros surcan sus aguas en aviones y trasatlánticos turísticos. La pérdida de unos pocos se puede considerar nimia en relación con las abrumadoras estadísticas del tráfico internacional por esa región, en la que se han perdido vidas debido a otras causas bien diferentes de los efectos siniestros que se le atribuyen.

Algunas de las configuraciones atribuidas al Triángulo de las Bermudas.

Observe como varias de ellas incluyen a Cuba en su interior.