GRANDES BATALLAS: CABO FLAMBOROUGH(1779) Parte I

Por Oliver Warner

En  el otoño,de 1779, cuando Paul Jones, a    bordo del Bonhomme Richard,  venció  a una fragata inglesa, Gran Bretaña llevaba una guerra con sus colonias americanas casi cuatro años. Para Jorge III el panorama no podía ser más sombrío: Francia y España se habían aliado para hacer frente al enemigo común; Gibraltar estaba amenazada y las  islas de  San Vicente   y Granada a punto de ser capturadas.

 

John   Paul   Jones, el más joven de los hijos de un jardinero llamado John Paul, tuvo su primer contacto con el mar al embarcarse como grumete, siendo muy  joven, en los barcos que cubrían la ruta comercial del atlántico Norte.  Luego se enroló en un buque negrero, del cual seseparó para convertirse en capitán de un bergantín. Más tarde se dedicó a contrabando entre Solway Firth y la isla de Man.

En 1773 cuando se hallaba comerciando en las Indias Occidentales, se enteró de que su hermano había muerto en Virginia. Ante tal circunstancia, fue a hacerse cargo de la hacienda del difunto. Dos años más tarde se incorporó a la incipiente armada revolucionaria y, como su experiencia náutica había sido larga y variada, se le nombró primer oficial de una fragata de tres cañones.

 

En la mañana siguiente se hizo cargo del Duc de Duras, un viejo barco francés que había hecho la ruta de las Indias Orientales, y que a la sazón estaba inmovilizado en Lorient. Lo rebautizó con el nombre de Bonhomme Richard como homenaje a su viejo amigo Benjamín Franklin. El 14 de agosto de 1779 Jones se hizo a la mar. Su nuevo barco iba armado con 4 cañones y levaba una tripulación de 380 hombres, de los cuales 150 eran voluntarios franceses y el resto de distintas nacionalidades (forajidos en su mayoría).

 

Con Jones se hicieron a la mar el Alliance, una fragata que se hizo en américa y cuyo mando se confió al francés Pierre Landais, que ya había servido al Gobierno norteamericano; las Pallas, una fragata francesa, y otras dos naves de la misma procedencia: el Cerf y el Vengeance. Bien dirigidos, aquellos barcos hubieran podido causar graves daños a la navegación inglesa, pero Jones no poseía la cualidad de granjearse afectos; y las dificultades con sus capitanes, particularmente con Landais, adquirieron desde el principio un carácter serio.

Ya el 23 de mayo, a la altura de las costas de Irlanda, un oficial y 20 hombres desertaron de Bonhomme Richard; el Cerf se alejó de la formación para no reaparecer más, y lo mismo hizo más tarde el Vengeance. Jones, que había montado con su flotilla la costa oeste con Irlanda, contorneó el norte de escocia, y descendió después a lo largo de las costas orientales, donde, según sabía, era fácil obtener buenos botines. No tuvo motivos para sentirse decepcionado: las presas parecían acudir a su encuentro, pero cada vez le era más difícil  mantener unidos a sus hombres.En una ocasión Jones hizo una demostración de fuerza a la altura de Leith y sembró la consternación en Edimburgo pero fue rechazado del estuario del Forth por una rachade vientos del oeste.

Cuando estos amainaron se encontraba en alta mar. Pensó entonces que el enemigo, entonces ya alarmado por la incursión anterior, le estaría aguardando. Prudentemente decidió intentar, a la altura de las costas inglesas, lo que no había conseguido en el Forth.Por un afortunado azar se encontró con el Alliance, del que se había visto separado el 23 de septiembre, poco antes de que una escuadra que navegaba hacia el Sur fuera divisada en los alrededores de Cabo Flamborough.

Los mercantes iban escoltados por el Serapis fragata de reciente construcción, mandada por el capitán Pearson y el Counters of Scarborough, bajo las órdenes  del capitán Piercy. El convoy, que navegaba con viento propicio, se abrió inmediatamente hacia el sur para esperar al enemigo, del que probablemente tenía noticias. Jones dió la señal para formar en orden de combate, pero Landais hizo caso omiso de ella y se desvío hacia los mercantes con la esperanza de eludir a los navíos de guerra y hacerse con el botín, mientras Jones luchaba por salvar su vida.

 

A las siete y media se cambiaron los primeros disparos entre el Serapis y el Bonhomme Richard, mientras el Pallas atacaba el Countes de Scarborough. El combate entre estos dos navíos terminó pronto. A pesar de la enconada resistencia de la tripulación, la nave inglesa fue capturada por el Pallas, mejor armado. En cuanto al Alliance poco antes del anochecer abandonó la persecución del convoy y se puso a describir círculos alrededor del Pallas y del Countes of Scarborough disparando indistintamente contra ambos…

 

Continuará…

 

 

es_ESEspañol